Panamá, 25 años después (II)

Parece mentira que el pujante país en el que uno desembarca luego de pasar los controles migratorios del aeropuerto de Tocumén, haya sido apenas cinco lustros atrás, un país más del siniestro pasado de la Guerra Fría. Uno puede tomar un shuttle de la terminal aérea y en menos de quince minutos camina ya por amplios y luminosos corredores de un vasto centro comercial. El aire acondicionado permite que uno camine con tranquilidad, “vitrineando” como decían las abuelitas, verificando que el pasado ha quedado en el más remoto olvido.

Sigue leyendo