La eterna pelea con la prensa

Hace unos meses tan sólo, el actual presidente de la república, Otto Pérez Molina presentaba una demanda en contra del diario guatemalteco elPeriódico, por haber publicado una investigación sobre los negocios que ha estado realizando la vicepresidente de la república, señora Baldetti.

La noticia, que causó conmoción, sin embargo no era nada nuevo. Basta recordar el asedio que el entonces presidente, Álvaro Arzú, montó en contra de la revista Crónica, para entonces el semanario de actualidad político más importante del país. Incluso se nombró a un publicista, Luis Bollat, para diseñar las herramientas de estrangulación financiera de la publicación, boicoteando la publicidad y amenazando a diestra y siniestra a los anunciantes sobre consecuencias si continuaban utilizando las páginas de la publicación. Lamentable antecedente que podría utilizarse en las aulas de Ciencias de la Comunicación y Periodismo, como estudio de caso sobre el abuso del poder. El número más interesante al respecto es el titulado “El Estado soy yo”, en el que se dedica casi de forma monográfica a desnudar las acciones de Arzú, utilizando al Estado, para neutralizar a una fuente periodística.

Tema lastimosamente actual, que nos habla desde hace casi veinte años de distancia para recordarnos que las libertades y los derechos deben ser peleados y reivindicados a diario frente al poder del Estado, so pena de perderlos sin darnos cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>