La Política del Evangelio.

Rodrigo Fernández Ordóñez

En el segundo número de Crónica, ocupa la portada un artículo de análisis político de título sugerente: La Política del Evangelio. Para la llegada al poder de Ríos Montt el 23 de marzo de 1982, había en Guatemala un total de 22.5% de fieles de religiones evangélicas. Este número en crecimiento, fue involucrando a sus fieles en la vida política del país, espacio que había sido considerado por los “ancianos” como algo diabólico. “La llegada de Efraín Ríos Montt a la presidencia de la República dejó a muchos de los líderes evangélicos con un problema. Muchos de ellos habían dicho a su congregación que la política era una cosa sucia y que no querían que participaran en ella. Había otro grupo que estaba siempre animando a su gente a que respaldaran a ciertos candidatos.” Sin embargo, el arribo de un líder de la Iglesia Verbo a la primera magistratura de la Nación, fue visto con alivio por muchos, que consideraron que empezaba con él, un período de purificación, que daba fin al reinado de Satán en Guatemala.

Según el analista evangélico, Johnny Carrette,  la llegada de Ríos Montt tuvo visos de intervención divina, ya que: “Durante los próximos 18 meses, la guerrilla se retiró de gran parte de Guatemala. La economía comenzó a mejorar, la corrupción en el gobierno comenzó a controlarse. Dios comenzó una gran cosecha de almas, y cristianos de todas partes del mundo vinieron a ver lo que Dios hacía en esta nación…”, de tal forma que hasta personalidades religiosas internacionales como el pastor Billy Graham intervino por Ríos Montt, pidiendo a la gente a que orara por él.

Este supuesto período de gracia celestial fue interrumpido nuevamente por Satanás, quien por medio del golpe de Estado del general Oscar Humberto Mejía Víctores, restauraba el gobierno del mal y: “Todo lo que se había logrado en cuanto a la estabilidad nacional se comenzó a perder. La guerrilla comenzó a amenazar otra vez. La economía comenzó a bajar y la corrupción en el gobierno se incrementó inmediatamente.” Afortunadamente, este período de maldad fue desplazado por la mano de Dios, que impuso a Vinicio Cerezo, hombre que indirectamente estaba involucrado con las religiones reformadas“.

Una interesante interpretación de la historia inmediata de Guatemala, que aunque no soporte un análisis científico social serio, intenta explicar los hechos que recién se estaban solucionando en nuestro convulsionado país. De interesante y amena lectura, definitivamente.

Leer revista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>